Make your own free website on Tripod.com


EL IMPERDIBLE

InicioEl Imperdible BarLos Libros de la Imperdible | Actividades Culturales | DeportesArte y Poesía. Sir ope  | Sal A Remolinos | Contácteme

Pulse AQUí para ver la edición anterior del SIR OPE.

SI... SI... SIR OPE número 2

con un calor del que un francés con alardes de travestismo te dice: "chica que calor hace"

LLega con cierta frescura, diferencia, con palabras llenas de misterio, amor, locura, un largo etcetera de adjetivos, poesías sugerentes y también unos dibujos, pinturas, expresiones y explosiones de color, pasión y lucidez; por lo maravilloso de los sentimientos, para terminar vamos a recordar a Oscar Wilde: "la moral es el último refugio de los que no entienden la belleza"

Un montón de besos.

SECULARMENTE ASÍ CASQUIVANOS

En charol en verde en chasco
en las otras mil apariencias trágicas macabras
danzan en mis oídos bailes aquelarre:
opusculos infames de hombres y hombres
que ensayan en sayas o en otras formas

 caminan orinando lunas embadurnándose
tan en silbidos como hierros.
Es tan infausto compás doliente
Sumen telépatas de brazos cruzados
Manifiestamente

 No es extraño no ha sido extraño no será extraño digo
envidiar magistralmente presencias
en hornacinas balcones oteros;
oh desvalimiento apabullante necedad homúncula.


Seguramente una gran huida breve puede suponer enorme alegria virtud
siempre que en ciprés se viva filtrando el agosto,
siempre que el Hermoso navegue en imprevistos
siempre que alimente entrañas humedas de gozos
siempre que en mano de sollozos libres Febe columpie y abrace.


Y así y todo hay renqueos
robos de requeson y días soleados
acumulados de aldabas estériles
y artefactos impasibles impávidos
nadas envolventes de angustias
de trágedia cósmica.
Por todo lo cual hay que estrujarse las manos
lo mas disimuladamente posible
almenos. Y al menos poder soplar una vez al día
al hirienteviento avasallador vasallo
al menos.
O liberar el llanto en canto y cantar en voces de libertad silencios al menos.
Al menos una vez cada vida
día

Roberto Gracia

A LA ORILLA VOY

 Ha parido lunas de bronce,
en puertos abarrotados de borrachos;
a la mar huelen sus senos,
sus manos, a pescado


- A la orilla voy,
de la orilla vengo -


Ha parido luna de hierro,
entre cuerpos escupidos en la playa,
que la mar no quiere en sus aguas
hombres ahogados


- A la orilla voy,
de la orilla vengo -


Canción de cuna al mar sereno;
de su vientre seco,
ha parido lunas de barro
la mujer de un marinero.

T. J.

LA TARDE

Vuelve la tarde,
abierta y pertinaz,
con el viento que bate
el fragil andamiaje de las ramas.


Dónde a salvo
de su fiera intemperie.

José Luis

 

SIR OPE número 1
Primero dije: el despertar. No es casualidad que sir ope salga en primavera. No es casualidad: O convidamos a este despertar de sentido, sonidos, colores, imagenes...y me dejé texturas, que es la palabra mas bonita de esta cesta.
Al rato dijo Montaigne: "je ne fais rien ans gaite" pero había dicho Ignacio Sanz "cerrado por ser invierno"
Y de repente habló el poeta también, y dijo te llamarás SIR OPE y serás una revista vista, una revista inglesa en castellano, un fanzine de la palabra, y más serás, y también menos, pero...serás.
A continuación he seleccionado algunos poemas de la revista SIR OPE (
pulsa AQUÍ para obtener tu ejemplar) publicada por "La Imperdible":

La Luna Quebrantada

La luna quebrantada,
el susurro de la noche,
despiertan mi ansiedad
acompañandola mis temores.
¿Qué secreto nos oculta,
aquella que es tan fiel
aquella, la muerte
que siempre nos espera?
Siento frío al pensar en ella
y escondo mi lamento
observando las estrellas...
...sigo sintiendo miedo.
Miedo del silencio,
¿por qué no se detendrá
el tan impaciente tiempo?
Cerraré los ojos,
me adentraré en el sueño,
¡soy feliz!,
concededme este momento.

Patty Larraz

Llega el alba

Llega el alba
y me acaricia
aún insomne por el miedo
a desear, a soñar,
a sentir, a volar,
a dejar escapar mi alma.
Mi alma sueña us labios,
su abrazo, su deseo,
y quiere volar libre,
posarse sobre su alma,
sentir sus labios,
acariciar sus manos,
gozarse en su sonrisa y en su mirada,
pero no sabe
como gritar su nombre,
como besar su alma.

 

Rosa María Villalba



MARAVILLAS DE POESÍA
Todos los jueves a las 10 de la mañana las mujeres que toman café en el Bar La Maravilla se encuentran con un poema,
un libro de poesía, un verso, una palabra y con él hacen lo que quieren; lo leen, lo ignoran, lo intentan comprar, se desorientan, cualquier cosa. Creo sinceramente que con el paso del tiempo un poema es como un azucarillo, o
sea, una cosa más que los jueves se desliza ahí. Protestan cuando no está. Y entienden. Eso está comprobado. Un día llevé a Neruda, el jueves siguiente puse un poema mio. Dijeron, "es mejor el del otro día". Pues eso.

COMPROBACIÓN POÉTICA.
Una vez a la semana mando a diversas ciudades en las que viven amigos o conocidos, poemas propios en los que intento unir ciudades Huesca, Bogotá, Buenos Aires, Ohio, Ejea, y hermanarlas (que horterada¡), con motivos poéticos. Si quieres recibir alguno nos dejas tu e-mail y la tendrás. 

POEMA EN OTOÑO

Me sobreviene el espacio
caminando en el otoño.
Hoy empieza el principio
y se para el momento.
* * *
Los relojes que no avanzan
necesitan las saetas,
el toro, la embestida,
la premura y la pausa.
* * *
Se le apagó la luz
a la última candela,
y ardió en bien la hora,
el minuto, los segundos.
* * *
Otra jornada más, solo
sin sed, sin boca ni dios.
* * *
Otro siglo más en pena,
de bruces contra los días,
saltando en acantilados
llenos de sal y de agua.
* * *
Quedan los cercos del polvo
y los recientes fósiles
a proposito del tiempo.
* * *
¡El ocaso¡, ¡El ocaso¡
es el grito, el canto
adios, amén, amor.

David G. Alonso

------------------------

Mis ojos

Mis ojos inyectados de morfina también duermen junto a los tuyos y la infancia queda atrapada en la sonrisa de Amanda.

Cristina Pola Muro

------------------------

Me acuerdo

Me acuerdo, un día, el sol me empujo a la calle, a beber la vida. Me puse mi chaleco preferido, el de cuero negro. Un desconocido, borracho, como yo, me lo pidió. Se lo di al instante. Nos fuimos a beber juntos y a llorar de alegría.

Pakopake

En la primera edición del SIR OPE pueden encontrarse muchos mas poemas como Retour de Salomé, Al olor del hogar de Ariel Prat, Angel Caido de Gabi Nacach, Algunas coplas de Primavera de Carlkos Grassa Toro, Reunión Semanal de J.D.Dueñas, Camino San Martin y Miro de Fernando Chiappussi, San Texifonte street, digamos de Roberto Gracia, A las doce menos diez de Alba Viar, reporte de confirmación de Pancho Muñoz, Ecasez nº1 de David Alonso y, Pterofilia, Palabras para nadar hasta mañana y El negro abismo en que ya estás de Gonzalo Valderrama 

InicioEl Imperdible BarLos Libro de la Imperdible | Actividades Culturales | Deportes |    Arte y Poesía. Sir ope  | Contácteme

Resolución mínima de 800x600© Copyright 2002, Diseño JAMSIA  Tfno.- 650446515.